ORIGENES DE LA FAMILIA LUSSICH EN MONTEVIDEO

El primer Lussich que arribó al Río de la Plata fue Don Felipe, quien vino como contramaestre de un velero inglés. Se radicó en Montevideo, después de haber recorrido el mundo entero, como tripulante en buques británicos.

Don Felipe Lussich nació en la isla Brac sobre el Adriático, frente a Croacia. La isla Brac tiene dieciocho pueblos, doce de ellos sobre la costa y seis en la montaña. Formó su hogar, casándose aquí con Doña Carmen Griffo, de nacionalidad italiana, nacida en la costa del Mediterráneo, en un pueblo llamado Vado, próximo a Savona. El matrimonio tuvo doce hijos, de los cuales cuatro murieron de corta edad. Los ocho sobrevivientes fueron tres mujeres y cinco varones. Las tres mujeres fallecieron solteras. Los cinco varones, llamados Antonio D., José B., Manuel, Enrique B. y Arturo, constituyeron familia dejando vasta descendencia.

Don Felipe Lussich llegó a Montevideo en el año 1836. Como traía algún capital, mandó construir aquí una embarcación de cabotaje, la que, enseguida de ser botada al agua, le fue arrebatada por el General Garibaldi, quien al frente de una legión, ejercía gran preponderancia dentro del gobierno de la época. Fueron varios los empeños hechos por Don Felipe, en el sentido de que se le devolviera su buque o se le pagara lo que le había costado. Mandó entonces construir otro de las misma características, resuelto como estaba a radicarse definitivamente en Montevideo, y a labrarse aquí un porvenir merced al esfuerzo tesonero y empeñoso. El segundo buque siguió el mismo destino que el primero, sin que mediara devolución ni indemnización alguna. Las dos embarcaciones fueron elementos auxiliares de la flotilla, que bajo el mando de Garibaldi, libró combate en el Río de la Plata con la escuadrilla argentina, comandada por el denodado almirante Don Guillermo Brown, irlandés de nacionalidad y argentino de corazón. Con el plantel de una decena de embarcaciones de tráfico de puerto, destinadas al desembarque de mercaderías y productos del país, logró por fin fundar Don Felipe Lussich, en el año 1844, la casa naviera que giró más tarde bajo la razón social “Felipe Lussich e hijos”, la que llegó a contar con más de cien unidades a vela y a vapor y que alcanzó a ser la primera empresa de lanchajes, remolques y salvamentos de Sudamérica.

Después de 72 años de existencia en poder de la familia, la empresa Lussich pasó, en el año 1916, a ser propiedad del Estado, a consecuencia de la nacionalización de los servicios del puerto y de la evolución operada en la navegación en general, y en el tráfico local en particular. La empresa Lussich en su larga actuación, salvó centenares de vidas y más de un centenar de buques de ultramar. Por eso, ella y sus valientes tripulaciones fueron condecoradas por los gobiernos de Inglaterra, España, Italia y Francia.

Después de Don Felipe arribaron al Río de la Plata sus hermanos Antonio y Vicente. Los dos formaron también hogar en Montevideo y tuvieron varios hijos. Antonio Lussich fue padre de Juan Lussich, destacado literato y periodista argentino, que murió prematuramente en Buenos Aires a los 26 años de edad. Otros dos hermanos de Don Felipe, de Don Antonio y de Don Vicente, se radicaron desde muy jóvenes en Melbourne, Australia. Los demás hermanos y hermanas de los Lussich que no vinieron al Río de la Plata, permanecieron para siempre en el Adriático. 

Don Felipe nació en el año 1814. Salió de su país natal a recorrer los mares en el año 1828, es decir, a la edad de 14 años. Navegó hasta 1836, fecha en que se radicó en Montevideo, y falleció en esta capital el 2 de agosto de 1889, a la edad de 75 años.