Código: 198

Categoría: Planta Exótica

Nombre Científico: pinus halepensis

Nombre Vulgar: Pino halepensis

    

Pinus halepensis (pino de Alepo o pino carrasco) es una especie arbórea de la familia de las pináceas, género Pinus. Es un árbol originario de la región mediterránea, tanto norteña como del sur. El nombre científico de la especie proviene del nombre de la ciudadsiria de Alepo.

Puede alcanzar los 25 m de altura. El tronco es macizo y tortuoso, de corteza gris blanquecina y copa irregular. Estróbilos rojizos de forma oval de unos 10 cm de longitud. Acículas largas agrupadas de dos en dos, muy flexibles y ligeramente amarillentas. Piñas pequeñas y pedunculadas. Es muy resistente a la aridez, las ramas y la corteza son grisáceas. Las hojas tienen de 0,7 a 1 mm de anchura y de 3,5 a 7 cm de longitud y son de un verde amarillento. Florece en abril o en mayo y hace muchas piñas, de 5 a 12 cm de longitud, con un claro pedúnculo y con escamas con escudetos poco prominentes. Es un árbol bastante xerófilo y heliófilo. Es el árbol dominante en grandes extensiones del encinar, donde se ha extendido colonizando los cultivos abandonados, puesto que se trata de una especie oportunista. También los incendios favorecen su propagación, puesto que por un lado el fuego hace estallar las piñas y expande las semillas y de otra las altas temperaturas favorecen la apertura de las piñas: es una especie pirófita. En general ocupa la zona de solana.

Está presente en bosques secos, de tipo mediterráneo, de Europa, Asia occidental y África del norte.

A lo largo de la historia de las repoblaciones en la península ibérica, el pinus halepensis ha sido muy utilizado, lo que ha favorecido a su expansión por todo el territorio.

Ha sido llevado también para utilizar su madera a África y otros continentes, donde ha entrado en competencia con la vegetación local. También se utiliza en la producción de resina.

Se distribuye por gran parte de la región Mediterránea occidental, si bien, en la península ibérica habita el sector oriental principalmente. Crece, por lo general, hasta una cota de los 1600 msnm.

Nos encontramos ante una especie indiferente edáfica, con preferencia por suelos calizos. Soporta muy bien altas temperaturas y sequías prolongadas, aunque suele sufrir con heladas persistentes.


Ubicación: