Pasar al contenido principal

Exitosa experiencia en el primer semestre del Programa Educar para el Turismo 2022

El cierre tuvo lugar el pasado 5 de agosto que incluyó un recorrido por el Arboretum Lussich y la costa de Maldonado -zona de Las Grutas de Punta Ballena-, finalizando mediante un encuentro en la sede de UTU Arrayanes.

Se trata de un programa impulsado por la Dirección General de Turismo de la IDM en coordinación con la Dirección de Políticas de Juventud, UTU - PET Arrayanes (a través de la Tecnicatura en Conservación y Gestión de Áreas Naturales) y ANEP.

La jornada contó con la participación de las siguientes escuelas rurales de la Zona Oeste: Nº 22 Agustín Ferreiro; Nº 26 Puntas de Mataojo; Nº 45 Alfonso Lamas; y Nº 89 Punta Colorada. En estos centros se brindó un ciclo de charlas educativas durante mayo y junio que fueron concretadas por alumnos de la Tecnicatura de Conservación y Gestión de Áreas Naturales de UTU Arrayanes. En tal sentido, el docente del Polo Educativo Tecnológico Arrayanes, Ignacio Berro, informó que “nuestros estudiantes han realizado sus prácticas como educadores ambientales junto a escuelas rurales del departamento y se centran en los valores de conservación -como los montes nativos y los ecosistemas costeros-”, al tiempo que efectuaron “actividades lúdicas con los niños para poner en valor los recursos naturales que tienen en los entornos de sus escuelas”.  

La subdirectora general de Turismo de la IDM, Melina Bentancur, explicó que es “un proyecto que se hace en las escuelas rurales del departamento de Maldonado” con el cual se busca lograr que “nuestra juventud valore y conserve lo que tenemos como departamento”. Con ese objetivo, los temas tratados en el programa se basaron en el rubro turístico y haciendo foco en el turismo de naturaleza, la conservación y la educación de los diferentes ecosistemas, avifauna y fauna marina.

Por su parte, la directora de Juventud, Johana Cervetti, destacó que “con estos talleres se llevó a las escuelas rurales lo que es el turismo como contenido didáctico. Al ver sus caras y escuchar sus anécdotas, y más allá del disfrute también es el aprendizaje que queda trabajando dentro y fuera del aula”. De esta forma, en la última salida didáctica se buscó poner a prueba los conocimientos adquiridos y dando cierre con una plantación de árboles nativos en el predio de Los Arrayanes.